Presentación

FaceBook  Twitter  
Creado en 20 Marzo 2013

Han transcurrido prácticamente más de dos décadas desde que nació Leizaola Elkargoa. En todo este tiempo, quienes participamos en la creación de esta entidad hemos sido testigos de los profundos cambios que ha ido experimentando no sólo la sociedad vasca, sino todo el entramado internacional en su conjunto, y nuestra organización, caracterizada por el firme compromiso con esta sociedad a la que sirve, ha ido evolucionando y adaptándose a esas transformaciones, pero sin olvidar nunca su razón de ser y el compromiso adquirido en el principio fundacional expresado en nuestros Estatutos, y que reza así: "Leizaola Elkargoa difundirá y potenciará la cultura vasca y nuestra lengua, el euskera, y promoverá la identidad cultural vasca entre los ciudadanos de cualquier clase o condición".

Jesús María de Leizaola, también conocido como "Lendakari Zarra", ha sido una de las figuras clave de la Euskadi del siglo XX. Atesoraba muchos valores que despiertan nuestra más profunda admiración, y su talante abierto y dialogante sin duda lo habrían convertido en un político fuera de serie si hubiera ejercido en nuestros días. Además, Leizaola siempre defendió la universidad vasca, con el euskera presente en sus aulas como garantía para la supervivencia y continuidad de nuestra lengua. Por ello, cuando constituimos Leizaola Elkartea lo hicimos queriendo recuperar a una personalidad esencial de nuestro pasado histórico más próximo, en la que confluían toda una serie de principios y valores encomiables y dignos de nuestro mayor respeto y reconocimiento.

Con ese bagaje inició su andadura Leizaola Elkartea en 1997, y hoy, al echar la vista atrás, quienes fuimos partícipes de la fundación de este proyecto no podemos menos que manifestar nuestro agradecimiento más profundo y sincero a todas aquellas instituciones, empresas y también a las personas que han hecho posible la consolidación de esta Entidad. Un crecimiento y avance constantes que son el mejor tributo y reconocimiento que podemos brindar a nuestro máximo inspirador, Jesús María de Leizaola y, con él, a todas aquellas personas que, con independencia de sus formas de pensar, han defendido o defienden el acervo histórico y cultural de su pueblo.

Siguiendo el ejemplo de Leizaola, hemos dedicado una parte importante de nuestra actividad a las/ los jóvenes vascas/os, mediante publicaciones, jornadas y seminarios, con los que queremos plantearles diversas realidades, e impulsarles a la reflexión y a su participación social. Creemos que es muy importante contar con nuestras y nuestros jóvenes, ellas y ellos son el futuro de nuestra sociedad y hay que trasladarles un mensaje de ilusión y esperanza, haciéndoles también partícipes de los retos de nuestro tiempo. En los foros que organizamos, en las publicaciones que editamos, siempre están presentes diversas sensibilidades en torno a la cuestión que hayamos planteado en un momento determinado. De este modo, en Leizaola nos limitamos a habilitar un espacio en el que tienen la ocasión de expresarse diferentes puntos de vista y plantearse soluciones diversas para una misma cuestión. Las conclusiones o el inclinarse por uno u otro punto de vista queda en manos de cada cual, ya que entendemos que nuestra tarea es generar la reflexión y el debate, no el decantar las opiniones hacia una u otra opción.

En las siguientes páginas el lector encontrará información detallada sobre nuestra Entidad y las actividades que desarrolla, y siendo la nuestra una organización totalmente abierta a la participación, toda sugerencia o propuesta que quiera hacérsenos llegar será bien acogida.

Sólo me resta manifestar mi satisfacción porque todos los datos que se contemplan en este documento son producto de casi una década de trabajo y de dedicación, que no hubiera tenido lugar sin el apoyo decidido de nuestros socios y colaboradores. A todos ellos queremos dedicar este trabajo.